Neurofeedback en Madrid

El neurofeedback es un tipo de terapia o neuroterapia, mediante la cual el paciente entrena o regula sus propias ondas cerebrales.

Los programas de neurofeedback utilizan los principios de la Teoría del Aprendizaje, concretamente el condicionamiento operante, para enseñar al cerebro, premiando (con el feedback visual o acústico) cada vez que alcanza un estado óptimo en la composición de sus ondas, reforzando así esa actividad. El paciente no tiene que hacer nada, el proceso de aprendizaje lo realiza el cerebro al recibir el feedback.

Se ha comprobado científicamente su eficacia en trastornos como:

TDAH

(comprobada científicamente la eficacia y especificidad del tratamiento con Neurofeedback al mismo nivel que la farmacología según la Asociación Americana de Psicofisiología aplicada y Biofeedback)

Epilepsia

Autismo

Depresión

Ansiedad

Trastornos del sueño

Burnout, estrés

Migrañas

Mejora del rendimiento

Reconocida

desde 2013 por la Academia Americana de Pediatría como terapia de nivel 1 en su guía de “Buenas Prácticas” para el TDAH, en la misma categoría que la farmacología, la psicoterapia o la terapia cognitivo-conductual.

En los niños con TDAH

Se ha comprobado que el Neurofeedback: 

  • Mejora la atención y el control de impulsos
  • Disminuye la hiperactividad
  • Aumenta el rendimiento en pruebas de inteligencia
  • Mejora el rendimiento académico

Mejora

las funciones cognitivas como atención, concentración, memoria y funciones ejecutivas.  Mejora la capacidad de tomar decisiones. Aumenta la energía y la productividad.

Vive más feliz

Reduce el estrés, el miedo y la ansiedad. Aumenta la resiliencia emocional y la motivación. Promueve relaciones sociales más positivas.

Mejora el sueño, aumenta la capacidad para controlar el dolor y reduce los dolores de cabeza.

¿Por qué Neurofeedback?

El neurofeedback no es sólo es una terapia, puede ayudarte a eliminar los obstáculos que te impiden alcanzar tus metas día a día, o en el alto rendimiento.

Sólida evidencia científica

De todas las neuroterapias, el Neurofeedback es la técnica que tiene detrás el mayor número de investigaciones científicas y está más validada en condiciones clínicas. Se ha probado su eficacia en trastornos como el TDAH y la epilepsia, dónde consigue reducir el número de crisis en personas fármaco-resistentes. Además, se han encontrado efectos prometedores en trastornos del espectro autista (TEA), trastornos de ansiedad, depresión, insomnio, dolor crónico, adicciones y traumatismo craneoencefálico cerrado.

El Neurofeedback se basa en la neurociencia básica y aplicada, y en la medicina basada en la evidencia. Muchos de los trastornos que afectan al sistema nervioso central, como TDAH, migrañas, ansiedad, etc, tienen una base en la desregulación o desequilibrio en el patrón de activación cerebral, que provoca la sintomatología clínica. Con el Neurofeedback, vamos regulando estos patrones, acompañando así al éxito terapéutico.

Mejora del rendimiento

El Neurofeedback se utiliza en personas sin trastornos que quieren mejorar su rendimiento cognitivo para una tarea concreta, por ejemplo, el aprendizaje de idiomas, o mantener su cerebro en forma.

Los resultados de los estudios muestran que el Neurofeedback mejora los niveles de atención en estudiantes universitarios y adultos, la rapidez de pensamiento y el autocontrol.

En personas mayores, se ha comprobado una mejoría en funciones ejecutivas.

 

Esta terapia también se utiliza para ayudar a deportistas y artistas como bailarines a superar los obstáculos para llegar al alto rendimiento. Los estudios en este área han demostrado:

  • Mejoría en concentración y memoria
  • Mayor creatividad y capacidad para solucionar problemas
  • Reducción de la ansiedad antes de la ejecución
  • Reducción de movimiento indeseados o extraños en la ejecución
  • Aumento de la confianza en si mismos y mejor ejecución.

 

El entrenamiento con Neurofeedback por sí mismo favorece el buen funcionamiento fisiológico del cerebro, aumentando la flexibilidad, la relajación y la estabilidad neurofisiológica, promoviendo de esta forma la salud cerebral y sus posibilidades de adaptación a los retos diarios.

Qué es un QEEG

El QEEG es una evaluación previa al tratamiento del patrón de ondas cerebrales que presenta una persona.

El QEEG parte del electroencefalograma normal o EEG, que es la medida de la actividad eléctrica cerebral en la superficie del cráneo (las ondas cerebrales).

Las ondas cerebrales (delta, theta, alfa, beta y gamma) se dividen en ondas lentas y ondas rápidas, que tienen una distribución estudiada en el cerebro humano.

Estos datos del EEG se digitalizan y se analizan confeccionando un “mapa cerebral” de esta actividad. De esta forma podemos ver qué ondas están sobreactivadas o por debajo de su nivel de activación, y en qué áreas cerebrales.

Con esta información, se diseña el plan de entrenamiento con Neurofeedback para reestablecer el equilibrio en el patrón de ondas cerebrales.

neurofeedback en madrid

Más sobre el Neurofeedback

i

¿Cómo aplicamos el Neurofeedback?

Con los datos de la evaluación neuropsicológica y el QEEG, elegimos qué ondas vamos a tratar y en qué áreas cerebrales.

A través de unos sensores en el cuero cabelludo programamos el protocolo en el ordenador. El paciente mantiene sus ondas dentro de los parámetros elegidos y  recibe un aviso visual o acústico de que lo está haciendo bien. De esta forma, el cerebro por sí mismo buscará la manera de mantener ese estímulo positivo. Al final del tratamiento, el cerebro se activará de la forma idónea sin necesidad de más ayuda.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Se establece un mínimo de DOS sesiones a la semana, siendo preferible de 3 al menos al comienzo del tratamiento.

El número de sesiones para lograr una mejoría terapéutica dependerá del problema que se está tratando y del paciente, así como de la técnica que se esté utilizando, pero suele verse en las 10 primeras sesiones.

w

Características de Neurofeedback

No es una técnica dolorosa (sólo se adhieren sensores al cuero cabelludo como en un EEG), no es invasiva (no se introduce nada al paciente), es segura siempre que la realice un profesional en salud mental o en neurociencias con certificación, y está apoyada en cientos de estudios científicos que avalan su eficacia y fiabilidad.

¡Conócenos!

En Neuroact encontrarás las técnicas más avanzadas en evaluación y tratamiento neuropsicológico junto con una gran experiencia clínica. Cada paciente es único, y cada tratamiento, personalizado.

Torrelodones, Majadahonda, Las Rozas, Galapagar, La Navata, Villalba, Hoyo de Manzanares y Sierra Noroeste de Madrid.